BIENVENIDOS
periodicolitoralpacifico@gmail.com

FANTASMAS por Julio F. Altan G.

 La tradición oral guatemalteca es muy rica en cuanto a temas y personajes se refiere y algo que antaño era común en nuestros hogares era contar cuentos sobre espantos, fantasmas y cosas del mas allá para estas fechas, recuerdo que mis abuelos y mi padre nos contaban este tipo de historias mientras todos tomábamos café o chocolate alrededor del pollo (nombre con que se denomina a una estufa de leña) donde las brasas y el fuego de la leña era la única luz visible y en la distancia se escuchaba el labrar del perro de la casa, del búho o de alguna rata que pasaba por el lugar, la noche era totalmente estrellada pues la época lluviosa estaba o ya había llegado a su fin y las calles carecían de luz eléctrica notándose un foco de alumbrado publico cada bastante distancia, nos daba miedo salir a la huerta de la casa pues  la llorona o el cadejo o el sombrerón podrían ser nuestros acompañantes !ah! Recuerdos de mi niñez en mi querido san José Pinula.  Siguiendo esta tradición guatemalteca me he permitido narrar una pequeña historia alusiva a estas fechas, espero les guste y no les asuste
saludos,

Julio Fernando Altán García 

 

 

FANTASMAS

 

…….No se porque me vine caminando…….por lo menos me hubiera venido en bus…… pero caminando…….mmmmmmmmm…….¡Que bruto soy!……….Es una  desgracia , no encuentro ese repuesto para mi moto……..¿Porque será que me siento así?  También que me sentía antes, si bien mi vida no era tranquila con esto del trabajo y tener que viajar me sentía muy bien, pero bueno esto ya lo he pensado mucho y no se porqué lo sigo pensando, debo de cambiar de frecuencia…..debo de……… Mi mente volvía a lo mismo:

¡Que bien ganaba antes! ¡Que linda era mi novia! ¡Como fui de tonto de dejar mi trabajo! ¡Si no hubiera dejado el trabajo talvez aún fuera mi novia! ¿Será que la busco? ¿Talvez aún me quiera y vuelva conmigo?  ¡No, de plano ya otra persona ocupa mi lugar y seguramente es muy feliz! ¡Nunca debí perder mi tiempo en esa relación! 

Seguí caminando por muchos lugares que de niño frecuentaba, el sol va cayendo y el viento y el frió de noviembre se sienten con cierta intensidad ¡Ah recuerdos de mi niñez…..

 

UFFFF mi tobillo se dobla y caigo al suelo a la mirada de varias personas que me observan riéndose.  Por no fijarme e ir pensando babosadas me caí.  Sigo caminando y el friíto rico se siente es mas intenso, el viento mueve mi cabello y escucho su sonido en mis oídos……..¿Hace cuanto tiempo perdí ese trabajo bien pagado? ¿Hace cuanto me dejó ese amor que aun siento? Bueno debo de ver hacia nuevos horizontes, ya vendrá un buen trabajo y seguro vendrá un amor mas sincero…….¡No le debí de  haber dicho eso a mi novia!………¡Le debí de comprar mejor ese brazalete de oro que quería en vez del perfume!…….¡La debí de llevar a una cena romántica en vez de pizza!………¡Si no me hubiera enojado con mi ex jefe talvez aun tendría mi antiguo empleo……

 

Sentí un empujón que me desubicó por completo.  Frente a mi, apareció un tipo con mala cara que dijo de una manera retadora “Tenga cuidado por donde camina”.

Seguí caminando, hasta que pasé por la iglesia del Barrio de La Palmita donde vi a todas esas personas vestidas de negro, solamente bajé la vista y pase de largo; en ese momento sentí mas intenso el viento y el frió característico de esta época del año, varias personas conocidas se me quedaron viendo y me saludaron.  A lo lejos, escuche unos chiflidos, pero no les hice caso. Seguí en mi caminata hasta que llegue al parquecito Navidad.

Pasé cerca de unos enormes pinos donde de niño jugaba, llegue hasta una joven Ceiba de unos veinte años talvez; pero ya su tronco es enorme, de muchos metros de alto y con mis brazos no lograba abrazarla.  Paso a paso voy caminando por este parque, la penumbra del atardecer deja paso a la negrura de la noche, la negrura de mi mente y de mi alma………..¡Seguro, si aun ganara bien ella seguiría conmigo!.......¿talvez no fue por el dinero?..........¡de plano andaba con migo y con el otro al mismo tiempo!………¡No le debí de gritar a mi compañero de trabajo y debí de ayudarlo cuando me lo pidió!………¿Si me llevaba muy bien con toda su familia porque me mandó por un tubo?.........mmmmmmmmm…………

 

Llegue a un apartado lugar de este parque donde antes hubieron una bancas, la única luz que alumbra este lugar es una hermosa luna llena, una luna que apenas se deja ver, que apenas esta realizando su viaje circular por esta negra bóveda.  Estaba casi llegando a las lagrimas con este coloquio mental que todos los días mantenía conmigo mismo, reprochándome, inquiriéndome, detestándome…….¿Porque ……? ¡Si hubiera hecho……! ¡Si yo……!

 

Alcé mi vista hacia un lado y vi que se acercaba con bellos movimientos una mujer de bonito cuerpo, vestida de con un bello traje púrpura, uno brillantes zapatos negros y una madrileña blanca sobre su cabeza, no venia abrigada así que deduje que no sentía frió, se fue acercando poco a poco, hasta quedar frente a mi

- ¡Hola! -

- ¡Que tal Griselda, como estas, tanto tiempo sin verte! -

- Como te olvidas de los amigos -

- ¡No! No es eso, lo que pasa es que he estado con mucho que hacer -

- A mi no vengas con esas babosadas -

- ¡Si! Tenes razón, lo que pasa es que no he estado muy bien anímicamente que digamos -

- No me digas que seguís con lo mismo -

- La verdad, si -

- ¿Hace cuanto te pasó eso?-

- Hace poco -

- ¡No me mintás! -

- Bueno hace como unos diez meses

 

- ¿Aun la querés? -

- Si, bastante -

- ¿Y seguro también andas pensando en lo de tu trabajo? -

- No sigamos hablando de eso, quieres -

- ¡Claro que no! Sos mi amigo y te quiero ayudar -

- El tiempo lo cura todo, no te preocupes -

 

- Eso es cierto pero cuando uno desea curarse, pero en tu caso no veo deseos de querer hacerlo -

- ¿Porque decís eso? -

- Mírate como andas, de moco caído, donde esta ese hombre que siempre me gustó, con determinación, siempre riéndose, viajando en tu moto, las chicas te buscaban, siempre haciendo ejercicio y cuidando tu cuerpo, siempre a la moda y bien vestido -

- ¡Uffffff eso fue hace tiempo! -

 

- No estas contento en tu trabajo porque no ganas como antes, te sentís mal porque pensas que no encontrarás otro gran amor ¿Eso es lo que tenés? -

- Más o menos -

 

- Mira, si bien es cierto en este trabajo no ganas como antes, es en este trabajo donde mas cosas has hecho, si en este momento estás solo no quiere decir que mañana lo estarás -

- Como quisiera que eso sucediera pero ya -

 

- Claro que sucede, pensalo, sentilo, querelo y veras como todo el universo se confabula para que se haga realidad -

- Como palabrería esta bonito -

- Si no dejas tus fantasmas del pasado no podrás vivir tu presente y por consiguiente no tendrás futuro, te lo digo por experiencia, recorda como era yo, lastima que ya tarde me di cuenta y por eso quiero ayudarte -

- Gracias, tus palabras, me alientan mucho -

 

- Mira vos sos el único dueño de tus pensamientos, recordate solo de tus cosas buenas, ya no te hagas esas preguntas.  Cuando a tu mente lleguen esos pensamientos que te lastiman cámbialos por los que te procuran alegría y bienestar, aun siendo de ella los pensamientos y veras como poco a poco cambiaras la frecuencia de tus deseos; y cuando eso suceda tu presente cambiara porque el pasado ya no lo puedes cambiar y si piensas en los “podrían” también estas mal porque eso solo te crea expectativas que cuando veas que no se cumplen te frustrarán más, sigue mi consejo y cambia tus pensamientos -

 

- ¿Porque me dices todo esto? -

- Porque no quiero verte más la cara triste, me tengo que ir, cuídate y estaré pendiente de ti, saludos en tu casa y a los cuates de la cuadra -

Me paré para darle un beso en la mejia pero se fue caminando rápido no dándome tiempo, me levante de la banca y seguí mi camino hacia mi casa, pase a Marines a tomarme un par de cervezas con los amigos que en estos casos hacen mucha falta y a tratar de olvidar pero no había nadie así que seguí de largo hasta la casa.

 

Por la noche me tumbé sobre mi cama no sin antes buscar amigos por la red no encontrando a nadie, pero me puse a ver las fotografías que de ese amor aun conservo en mi PC. 

Baje por un poco de café y al subir a mi habitación, en las gradas que están al aire libre dentro del jardín, se dejo sentir circular una ráfaga de un suave viento calido que pasó moviendo mi cabello.

Sentí como si alguien estuviera cerca de mí hablándome al oído, todas las luces estaban apagadas teniendo por luz únicamente la brillantez de la luna.

 

Al entrar al segundo nivel de mi casa, donde todas las luces están apagadas, vi pasar una sombra que se dirigía a mi habitación.  Pensé que era alguno de mis hermanos, pero todos dormían ya.

Entré, me senté en mi escritorio; sentí un aroma, un perfume de Jazmín, idéntico al que llevaba Griselda esa tarde cuando la encontré en el parque, me agrado tanto que deje de pensar en todas esas cosas que ya ratos me tienen deprimido, escuche un “toc” “toc” que provenía de mi puerta.  Al abrirla no había nadie, y un escalofrió atravesó mi cuerpo; el aroma a Jazmín era muy fuerte.

Vi de nuevo o mas bien sentí que alguien pasó cerca de mi; me puse nervioso y mejor entré a mi habitación a degustar el café que aun estaba caliente. 

 

Durante la noche casi no puede conciliar el sueño, y la sensación de que alguien se encontraba en mi habitación; me invadía más a cada momento.

Como de costumbre antes de dormir, recé. Oré pidiéndole al Creador sus bendiciones para mi familia, amigos, y por supuesto para ella.

Vuelta y vuelta sobre mi cama, escuchando ruidos metálicos que debido a mi nerviosismo e insomnio no recordaba que era el metal que con la baja de la temperatura se contrae.

Vi el reloj, y eran ya las tres de la madrugada.

 

Y no conciliaba el sueño, pensando y pensando, analizando y analizando las cosas y personas que todos los días invadían mi mente.  

Sentí mis ojos pesados y poco a poco me fui quedando dormido.  De repente desperté y me senté de súbito en la cama, sudoroso y  nervioso.   Aun sentía la presencia de alguien en mi habitación;  volví a rezar y continué rezando hasta que vi que la luz del amanecer comenzaba a llegar a mi ventana.

Me produjo cierto entusiasmo y a la vez cierta incomodidad porque a mi mente comenzó a llegar el recuerdo del sueño que tuve durante los pocos momentos que cerré los ojos. 

 

Soñé con Griselda y sobre la conversación que sostuvimos en el parque.  Griselda, en alguna ocasión me habló sobre sus sentimientos hacia mí; pero yo estaba brutalmente herido de muerte por el amor que sentía,  por la chica que ahora tenia otro amor. 

Esa mañana, luego de mis actividades de aseo y del santo desayuno conversé alegremente con mi madre y hermanos sobre lo que todos los años espero con  muchas ansias: El almuerzo de ese día, espero todo un año para que ese día, ese platillo tan codiciado por mi paladar, se haga toda una realidad.

Almorcé ese fiambre con tanta hambre, y en gran cantidad.

Acompañado de una excelente botella de vino tinto, que me dejo pasmado.  Me recosté un rato, en el sofá de la sala.  Mientras a lo lejos, cuando dormitaba; llegué a sentir una gran paz y un silencio, diría que total.   Lo que me sacó de ese trance, fue el timbrar de mi teléfono celular; eran mis amigos que ya estaban reunidos en Marines, nuestro lugar de reunión semanal.  

 

Cuando hablé con Elfego, sentí que su voz estaba distante.

Sentía cierto enojo en sus palabras; pero no le hice caso.  Permanecí varios minutos más recostado en el sofá, para luego dirigirme a Marines.  Llegué estacionando mi motocicleta, cabal frente al bar.  Demetrio, Elfego, Ruperto, Ernesto estaban sentados alrededor de la mesa, me apresure a entrar y me saludaron con cierta tristeza.

Varios venían del cementerio, a donde fueron a adornar las tumbas, de sus seres queridos que ya han partido; y a eso atribuía el semblante de sus rostros.

No quise decir nada por respeto a los sentimiento que en ese momento afloraba en ellos.

 

Pedí mi cerveza y comencé a beberla, sin escuchar palabras; hasta que alguien rompió el silencio:

- ¿Que tal como estas? – me pregunto Ruperto.

- Bien ¿Ustedes que tal, ya fueron al cementerio? -

- ¡Vos hiciste falta! Dijo Demetrio con tono fuerte y amenazador.

- Bueno, aún no hay un motivo lo suficientemente fuerte para que lo visite -

- Ayer pasaste por la iglesia de la Palmita y no nos viste -

- Si pase, pero no los vi -

- Pasaste de largo, pensamos que ibas tomado -

- No, para nada -

- Pero no hablemos de cosas tristes, saben a quien me encontré ayer en la tarde, cabal después de pasar por la iglesia -

Nadie dijo nada

-          A Griselda, está bien bonita; me gusto mucho.

-          Tenía tiempo de no verla ¡Ah! Y les mando saludos -

 

Los cuatro se me quedaron viendo pálidos, luego alguien me insulto, no entendía porqué; hasta que de la otra mesa alguien se paro y me dijo:

-          ¡No te burles!

Lo que viste ayer en la iglesia de La Palmita, era la misa de cuerpo presente de Griselda; luego fuimos a su velorio y hoy por la mañana fue el entierro.-

 

Me puse pálido y me desplome sobre la silla, quedándome mudo.  Conté lo sucedido y nadie me creyó; pero estoy seguro de lo que vi, sentí y viví ese día.

Comprendí que las palabras que ella mencionó, en nuestra conversación en el parque, no eran palabras vacías dichas para alentar a alguien. Eran palabras verdaderas con conceptos verdaderos.

También comprendí que quería ayudarme; por lo que decidí que nada de esa experiencia sería vacía y en vano.

 

Poco a poco fui cambiando mis pensamientos, hasta que estos eran de total alegría, de paz, de regocijo.  Y poco a poco mi vida fue cambiando, hasta que volví a ser el mismo de antes.

Sus palabras y consejos, quedaron profundamente grabados en mi mente y corazón

 

¡Nunca mas volveré a permitir, que mi presente este invadido por los fantasmas de mi pasado!  Al cabo de un tiempo relativamente corto, no encontré un mejor trabajo; pero mejoré mucho en el que tenía. Tuve ascensos significativos, encontrando también en un amor verdadero y sincero, la paz que siempre busqué; de mucha valía que me llena totalmente…………….

 

 

Nueva Guatemala de la Asunción

Noviembre de 2010

JFAG

 

 


LES INVITAMOS A DEJAR SU COMENTARIO.

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

website counters